22 feb. 2012

Ellos y ellas

No le basta poseer, quiere adoración.
Impone sus valores a la fuerza.
Usa la violencia contra la razón.

No sorprenden sus acciones.
Sus palabras no son válidas.
Ellos y ellas siguen al macho alfa.

La manada es su territorio.

Excluyen a quienes piensan que es posible de otra manera.
A quienes alzan su voz y les critican.

Miden sus fuerzas en sinrazones.

Son los que tachan de enemigos a los corderos y los tratan a dentellada limpia.

Son la vergüenza del presente, el pasado y el futuro.

Han olvidado que la presencia en este mundo es algo efímero y que solidaridad, equidad y tolerancia es supervivencia para la Humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario