5 may. 2012

Me hierve la sangre


Escuché en la radio, aludiendo a los paraísos fiscales, y me quedé petrificada.
Que podía no ser ilegal, pero sí inmoral.
Nadie se rasgó las vestiduras ante esa afirmación.
Que facturan en esos países, y que declaran sus ganancias, a la baja en ellos.
Que sostenemos el fisco los de la base.
Esto se va al carallete.
Con tanto paro, a ver quien es pilar que sostenga las cosas.
Pagamos por todo en nuestros impuestos, y de nuestro bolsillo.
Tener dinero, de 'ahorrillos' para no quedarnos con el culo al aire, supone pagar una vez, y otra, y otra,... así hasta la enésima más uno.
Nos envenenan la sangre.
¿Qué quieren?
Que nos autoinmolemos.
Ya saben que lo que empieza a parecer accidente casero, es la cruda realidad de el suicidio de quienes ya no tienen un ápice de esperanza.
La muerte se ofrece, para ellos, como única salida.
Ese es su objetivo.
Quitarse de encima el lastre.

No hay comentarios:

Publicar un comentario